FAN-FORUM WARS. Partida XI: El Legado

Más
10 años 8 meses antes #13 por konk7er
Respuesta de konk7er sobre el tema FAN-FORUM WARS. Partida XI: El Legado
El sonido del metal rozando el suelo inundaba aquella fosa común en la que se habían convertido las inmensas galerias subterraneas. Las paredes estaban decoradas con unos bellos rastros de sangre, alguna que otra viscera latía todavía en el suelo y era increible como algunos cadaveres seguían emitiendo lamentos de agonía. Era bonito y tétrico.
Brock siguió caminando a través de esa masacre, arrastrando la gran vara de metal con la intención de provocar un ruido que recordase a su presa que iba a morir. Tras el iban dos guardias imperiales. Portaban sus armas como hipnotizados como una fuerza superior y no emitian el más mínimo sonido, como si ya estuviesen muertos. Brock llegó hasta la compuerta que comunicaba las galerias con el despacho del jefe de minas, Gun'dam Halribel. Automaticamente se abrió.

— Esperad aqui fuera —Dijo Brock, sin mostrar ninguna emoción, a los guardias.Entró en la sala y sorprendió a Gun'dam, que estaba en medio de esta.
—Asi que eras tu...—Dijo Gun'dam, sin moverse— Lo sospeché cuando empezó a llovr. Teniendo en cuenta que aqui casi nunca lueve debido a los gases tóxicos...
— La fuerza es poderosa, amigo.

Gun'dam desefundó su pistola blaster y disparó. Brock hizo un leve movimiento con la cabeza y esquivó el haz de luz. Después lanzó al suelo al imperial con un movimiento de la mano. Gun'dam lanzó un grito de dolor cuando sintio sus manos ser atravesadas por la larga vara metalica. Ahora estaba anclado al suelo, sin escapatoria. Brock se agachó para estar mas cerca de sus ojos.

— Es curioso que un general imperial se camufle en una mina. ¿Acaso tenías miedo de que te encontrase?
— ¿Miedo de ti? Estas loco —Dijo Gun'dam, riendose
— Cierto, no me tienes miedo. Y por eso vas a morir —La cara del imperial cambió a una expresión más seria— Pero antes quiero saber algo...¿quién mató al emperador?
— ¿Y a ti que coño te importa? —Preguntó gritando el general— Ni siquiera yo lo se, y si lo supiese no te lo diría.
— Me gustaría hablar con el hombre que le mató...que me arrebató mi sueño. Asi que si no me lo dices...no me sirves de nada.

La vara que atravesaba las manos del imperial comenzó a levitar y de la espalda y de Brock aparecieron muchás más, aunque más pequeñas. Gun'dam también empezó a flotar en el aire cuando las varillas, afiladas, le rodearon.

— Realmente he venido aqui para matarte —Dijo Brock

Agarró la vara más larga y cerró el puño. Todo se llenó de sangre y organos cuando el metal venció a la carne.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
10 años 8 meses antes #14 por skyana
Respuesta de skyana sobre el tema FAN-FORUM WARS. Partida XI: El Legado
La cantina estaba llena de criaturas diferentes que bebían, contaban historias y planeaban sus negocios turbios. Había humanoides Bith entre humanos. Otros eran muy extraños y miraban con ojos ominosos a Ann que nunca hubiera podido imaginar su procedencia. Un rodiano entraba en la cantina justo cuando ella se sentaba cerca de dos neimoidianos que conversaban mientras el cantinero les servía una bebida azul. Ignorando al cantinero siguieron su charla

-Esto del Emperador me parece una gran farsa. Estrategias...manipulación pura del poder- Dijo uno de ellos mientras el otro afirmaba lo contrario
-El Emperador está bien muerto, eso te lo aseguro...

Ann mantenía su rostro bajo. Simulando distracción enfocaba su mirada sobre su vaso y murmuraba con voz apenas audible ante el comentario de los neimoidianos

-Te has salido con la tuya Dalen...vivo o muerto perpetuaste tu imperio...pero nada es eterno sabes? Dijo en tono desafiante.

Desde la desaparición del Emperador y en relación a las dudas que esta había generado, Ann había intentado sentirlo en la fuerza, pero su percepción era nublada por un extraño oleaje de densa oscuridad que se extendía por toda la galaxia.
Los dos alienígenas de piel verdosa parecían no haber reparado en la presencia de la jedi cuyo total interés siguió centrado en la charla.

-Dicen que el imperio anda tras un extraño artefacto, se cree que es un holocrón que contiene importante información. Un piloto corelliano hizo el comentario al llegar hoy de coruscant-
-Mitos, mitos.- dijo el otro neimoideano. Sí, también dicen que es verdad lo de la espada de hoja azul, aquella que le arrebataron a un supuesto jedi.-agregó incrédulo.

Ann palideció. Su respiración se entrecortó, tuvo que cerrar los ojos y recurrir a la fuerza para no perder el control y derrumbarse. El arma de su mentor nunca había sido recuperada y esta era un sable de hoja azul…


.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
10 años 8 meses antes #15 por Kalas Fett
La muerte del emperador ha corrido por toda la galaxia, y como suele pasar eso ha traido pequeños actos de rebelion que se han topado con una respuesta rapida, brutal y muy efectiva por parte del Imperio, parece que aunque Dalen ha muerto, el Imperio sigue estando en estado de gracia.

Tras el bombardeo y destruccion de Polis Massa, al nuevo Lord Sith no se le habia visto, lo unico que hacia eran viajes entre Korriban, lugar donde pasaba la mayor parte del tiempo y Tatooine, donde habia dejado a Grongerth, un nuevo socio conocido en Polis Massa a cargo de las posesiones del sith en el desertico planeta, una cantina y una pequeña chatarreria la cual es actualmente la mas grande de todo Tatooine.

Hoy, acaba de llegar a Tatooine un carguero, es el Izhora, el cual como siempre pasaba aterrizaba en un hangar privado, y alli estaba Grongerth esperando a que Lord Kalas bajada para informarle de los ultimos cambios tanto en asuntos de negocios como en noticias galacticas

-Grongerth: Kalas, durante tu ausencia se han producido pocas rebeliones y como ha ido ocurriendo todas han sido suprimidas y no les ha dado tiempo a planificar su base. En temas no tan galacticos, cada vez llegan personas de rincones mas extremos de la galaxia, algunos estan huyendo, otros buscan un lugar donde estar apartados y otros buscan dinero.

-Kalas: Hize bien en dejarte aqui, he visto que nuestro pequeño negocio es cada vez mayor, tarde o temprano creo que te pertenecera, lo cuidas mas que yo.

-Grongerth: Bueno, pero actualmente le pertenece, por cierto, ¿como ha ido su busqueda de los caballeros perdidos?

-Kalas: Pues casi como las rebeliones, infructuosas...., bueno Grongerth te dejo voy a la cantina a ver que encuentro por alli e intentar despejarme un poco, el espacio puede llegar a ser extresante.

Kalas se marcho del hangar y cruzo las calles de Mos Eisley hasta entrar en una cantina cercana....

«Korriban será lo que siempre ha sido. Un cementerio para los más oscuros Lores Sith, todavía susurrando en sus tumbas. Será siempre una fuente para el mal, sembrando amenazas a través de los milenios.»

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
10 años 8 meses antes #16 por Jedi1
Respuesta de Jedi1 sobre el tema FAN-FORUM WARS. Partida XI: El Legado
Como un insecto en busca de su néctar, ajeno a todo lo que pudiera ocurrir más allá de los pétalos de una flor, el planeta no interfería en la política de la Galaxia y mantenía una enorme conexión con la Fuerza viviente. Múltiples formas de vida de aquel ecosistema plagado de recursos naturales campaban a sus anchas rodeando una figura no tan ajena al resto de aquélla política galáctica. Jedi1, ajeno a aquéllas formas vivientes que lo rodeaban, se sumía en una profunda meditación en busca de respuestas.

Ni siquiera influenciado por el poder de la vida el Maestro Jedi consiguió ver ninguna pista. De algún modo, la soledad de aquéllos 10 años en Coruscant habían puesto de manifiesto serias dudas, y muchas de ellas se centraban en él mismo. Confundido, desorientado e irritado, invocó al espíritu de Joserael. Una vez mas.

Joserael : Sí... Eres transparente en todos tus pensamientos.

Joserael habitó aquélla decadente Galaxia hacía cuatro milenios. Durante aquél período errático, los Jedi aún pertenecían al corazón político y eran presenciados por la gran mayoría como sus defensores. Ni siquiera la poderosa amenaza de múltiples enemigos en las artes Jedi significaron una brecha. La situación actual de los Jedi era muy diferente.

Cuando Joserael descubrió a Jedi1, fue en aquélla milagrosa época. Generación tras generación, su familia mantuvo las raíces de la Fuerza y el entrenamiento Jedi en todos y cada uno de los miembros de aquél arbol familiar, heredando siempre el mismo anonimato, perdurando hasta hoy mismo. Y siempre, vigilados por el alma del viejo Maestro.

Jedi1 : No ha sido difícil descubrir esta divergencia de la Fuerza. Una vez tras otra oigo las voces que gritan la caída del Emperador.

Joserael : El Emperador estaba predestinado a caer, al igual que lo estará todo su Imperio. Al igual que los Jedi, algún día, volverán a renacer.

Joserael parecía demasiado convencido. Para Jedi1, en cambio, todo parecía una imágen optimista de un fondo negro.

Jedi1 : No creo que vuelvan a renacer, Maestro... Definitivamente, la Galaxia ha madurado. Se ha desecho de nosotros. Y ya no nos necesita. Somos pasado.

Esto provocó una inédita expresión de malestar en su omnipresente viejo Maestro.

Joserael : La Fuerza ha sido siempre el motor de los cambios, y los Jedi sus correctos conductores. Si te deshaces de algo tan importante como esta lucha final, ahora, pones más difícil a esta Galaxia que pueda salvarse de este temible virus mortal. ¡Mira a tu alrededor!

Jedi1 alzó la vista al cielo y vio aquéllas formas de vida volantes, raras en todas sus formas.

Jedi1 :
No puedo esconderme para siempre. Y yo solo no voy a destruir un Imperio. Tal vez Dalen haya caído, pero su Imperio es mas grande que toda la Galaxia. Destruir a éste es destruir a aquélla.

Joserael se alejó del lugar, y concentró de nuevo sus pensamientos.

Joserael : Comprendo que la situación, para tí, no sea fácil. Si pudiera ayudarte, ¿crees que no lo haría?

Jedi1 : No se trata de mas o menos ayuda. No cuestiono sus buenas intenciones, Maestro. Cuestiono cuál es mi destino.

Joserael : Pensamientos del lado oscuro...

Jedi1 se levantó, de un susto. Comprendió al detalle que sus pensamientos derivaban hacia un fondo oscuro.

Jedi1 : La luz es débil, mi querido Maestro. Todos esos criminales habitantes de las tinieblas consumen cualquier rayo de luz o esperanza.

Joserael : Han sido diez años de duro trabajo -se volvió entristecido- No los eches a perder.

Jedi1 : ¿Maestro?

Las palabras no fueron suficientes para llamar al viejo Maestro. Una vez mas.

Jedi1 : Hace diez años -dijo mientras reposaba sobre una roca- hubiera sido diferente.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
10 años 8 meses antes #17 por skyana
Respuesta de skyana sobre el tema FAN-FORUM WARS. Partida XI: El Legado
La noche avanzaba sobre Mos Eisley y también sobre los sentimientos de Ann.Las palabras de los neimoideanos habían perforado su mente, como atravesándola por la misma hoja del sable azul que buscaba. De una buena vez intervendría en la conversación. Los neimoideanos eran fáciles de manipular, al ser tan codiciosos esto se convertía en su mayor debilidad.

Al sentarse junto a ellos y después de ofrecerles un trago, Ann abre el dialogo:

-Estuve escuchando la conversación y sé de alguien, mis queridos amigos, que pagaría fortunas por cualquier información relacionada con el sable azul. Un hutt coleccionista de extraños objetos , recorre toda la galaxia en busca de estos- dijo lo primero que le vino a la mente-especialmente los sables de luz

La codicia brilló en los ojos de estas criaturas verdosas que absortas en sus emociones ambiciosas, fueron vulnerables para Ann que utilizaría un viejo truco jedi.
Mientras esta desplazaba su mano lentamente cerca del rostro de sus acompañantes le dice a uno de ellos:

-Me dirás todo lo que sabes acerca del sable de hoja azul - Quien le responde mientras el otro permanece paralizado...

- Te diré todo lo que sé acerca del sable azul. Esta mañana un piloto coreliano ofreció vendérselo a Grongerth, el socio del propietario de la cantina y después de llegar a un acuerdo el piloto hablaría con un amigo, actual poseedor del laser.

Al parecer esta era la única información que poseían los neimoideanos entonces Ann volvió a utilizar su vieja táctica:

-Retomarás tu anterior conversación y nada de esto recordarás...

-Volveré a mi conversación y nada de esto recordaré- asintió el neimoideano

En ese momento, el fluido hipnótico que Ann estaba ejerciendo sobre las criaturas se interrumpió abruptamente. Sintiendo una gran perturbación en la fuerza, Ann mira instintivamente hacia la puerta de la cantina...Un ser de apariencia sepulcral se asoma, avanza unos pasos y cierra la puerta.
La extrema palidez de su rostro contrastaba con su larga túnica oscura que dejaba entrever a la altura del cuello unos extraños tatuajes aquellos usados por los sith
Mientras este se adentraba en la cantina Ann percibe el campo energético del sith sumergido en la oscuridad y ve una extraña imagen como si fuera un recuerdo vivo marcado a fuego sobre su aura: La imagen de una extraña ceremonia de iniciación en una sala oscura con un círculo en el centro y doce figuras espectrales de lores oscuros rodeaban al sith. Allí había sido su nombramiento... En ese momento este pareció percibir la presencia de la jedi que lo seguía escudriñando. El sith giró rápidamente su cabeza y enfocó sus ojos en los de Ann,quien jamás había visto una mirada tan helada. Pudo sentir el frio penetrar en su piel hasta llegar a los huesos de su rostro y quemarla. Sintiéndose presa de un destino inevitablemente oscuro algo extraordinario ocurrió...Una brecha pareció abrirse en su camino. Sintiendo súbitamente la presencia de otros jedis en mundos lejanos...y una extraña y desconocida voz venida de la fuerza apaciguó su mente con unas palabras que solo ella pudo escuchar:
"Los jedis,algún día, volverán a renacer"...

.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
10 años 8 meses antes #18 por Joven Jedi
Estaba fascinado con el holocrón. Lo observaba y estudiaba sus contenidos sin cesar. Pronto conseguiría construir su primer sable de luz. Su padre estaría orgulloso.

- Aún vas a tardar un poco en acabar con eso, chaval -le comenté.- ¿Nunca has visto uno funcionando?

El muchacho torció el rostro en señal negativa. Fue entonces cuando me dirigí a mi compartimento y rebusqué en mis cosas. Mi vieja electrovara no estaba conmigo, quizás tuviera que echar mano de "eso" como último remedio.

- ¡Ala! ¡Es una espada láser de verdad! -se sorprendió.

Sostenía aquella obra de arte entre mis manos. La observé detenidamente, tenía polvo. Activé el proyector y un haz de color azul se formó. Creo que yo también estaba ilusionado.

- ¿Cuando aprendiste a construir un sable de luz? Debe de costar mucho hacerlo si no eres un Jedi -afirmó.

- Bueno, tú tampoco eres todo un sabio y mira, casi has acabado uno -contesté riendo.

El muchacho seguía asombrado. Quizás esperaba la respuesta de verdad.

- ... es el arma de tu padre. La utilizó hará unos diez años, justo cuando tú naciste... era un gran Caballero Jedi.

- ¿Peleó a su lado? Mi madre nunca me cuenta esas cosas... -admitió entristecido.

- Bueno, tuvimos algunas aventuras juntos... pero eso fue antes de que todo cambiara... realmente no luché a su lado en la guerra. ¿Sabes mucho de esto? -pregunté.

- He mirado en libros... pero siempre tengo que esconderlos. Si mi madre los descubre seguro que me regaña... comenta todo el rato que no quiere que acabe como mi padre, pero yo estoy orgulloso de él...

Me sorprendió la madurez de aquel chaval.

- Ella también lo está... sólo quiere protegerte. Creo que tú y yo vamos a tener clases de historia durante tu entrenamiento, ¿que te parece? -insinué.

- ¡Genial!

El hijo del verdadero Joven Jedi siguió juguetando con el holocrón. Yo me di la vuelta y apoyé mis manos sobre la cubierta de la nave. Comencé a sentirme muy mal... muy mal...

- ¿Cuando veremos a tus amigos? -me preguntó.

Quise contestar... pero no tuve respuesta. No quería ni imaginarme lo que podía sentir un Jedi en mi situación. Finalmente articulé palabras.

- Tuve que hacer un pequeño cambio de rumbo... pero no te preocupes... tengo que negociar con otras personas... luego ya nos reuniremos con nuestros amigos -mentí.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.