Episodio IX no es la confirmación de que Jorge Lucas rodará la tercer trilogía de su saga, aunque sí intenta constituirse como elemento de presión para que esto efectivamente suceda algún día. De no ser así, todo este esfuerzo habrá sido en vano. Episodio IX es un producto de La Argentina Caótica. Desconocidos artesanos de la Galaxia como hay cientos. ¿Cazarrecompensas?, ¿Jedis Renegados?, ¿Lords del antiguo culto de los Sith?, ¿Espías Imperiales? La verdad es que ni ellos lo saben. Tan solo fluyen sus conciencias en forma de ruido. “Seres luminosos somos, no esta cruda materia...”

Episodio IX es la conclusión absoluta de una saga de vida, que involucra a tres generaciones. Es el sonido de la galaxia bizarra, donde nos rendimos culto a nosotros mismos. Cada especie, cada ambiente, cada modelo de droide y hasta el gruñido hambriento de la Dianoga forma parte de una existencia tan cotidiana como surrealista. Podemos encarnar cualquier piel: la pútrida y corrupta del Emperador, o la dura y escamosa de un anfibio mercenario. Nuestros íconos. Toda una serie de espíritus desmadrados. El flanco mas despreciable y también mas adorable. Como una manifestación del inconsciente colectivo. Fuerte y vomitivo. Laxante. Para que suene en cada anillo y retumbe hasta los bordes exteriores. Para eso, nada mejor que Norberto Jabba Bel-Anca, para que se encargue de la batería, aporreando como solo él puede hacerlo, y a Sergio Darth Biaginus para que con su guitarra le aporte los racimos de notas necesarias que suele desangrar. El bajo de Andrés (Obi-Wan) Sitto suena fuerte y distorsionado enfatizando su carácter rítmico, y su voz... bueno. El asunto está en marcha...”

Somos Episodio IX, una banda que toca fuerte, duro y pesado. Estamos juntos de casualidad desde que nos conocimos hace muchos años atras, cuando nos dimos cuenta, uno tocaba la batería (Norberto), el otro tocaba el bajo (Sitto) y el otro la viola! (Sergio), pero eso no fue todo.

También nos percatamos de que los tres teníamos las neuronas arrasadas por sonidos tales como Black Sabbath, Judas Priest, Rush, Iron Maiden, Metallica, Megadeth, Faith no More, y demás matices... entonces que joder!, hagamos una fuckin’ banda!, y eso fue precisamente lo que hicimos.

Pero nos faltaba darnos cuenta de otra cosa: Que todos éramos fanáticos del mas grande mito moderno cinematográfico jamás concebido: Star Wars. Y como veníamos con las ínfulas por el espacio gracias a que Jorge Lucas se había decidido a hacer una nueva trilogía, nos pareció bueno rendirle tributo. Al poco tiempo de darle a la sala de ensayo ya teníamos unos temitas.

Bien heavy, con algún que otro arreglito. El desgraciado de Sitto, fue el único que se animó a acercarse al micrófono por lo que se ganó el mote de cantante (si bien jamás había hecho algo parecido). Y la cuestión es que aquí estamos: Tres degenerados galácticos metiendo un quilombo bizarro (a.k.a: Burdel) y hablando de droides afeminados, wookies arranca-brazos, emperadores mas malos que la mierda y jodidos cazadores de recompensas. Toda ficción tiene un componente de realidad, por lo tanto cumplimos la misión de adentrarnos mas en el mito. Por ejemplo, en el tema dedicado a Jabba the Hutt descubrirán que este afamado personaje, además de perseguir a Han Solo y vender esclavos, es el dealer mas grande de la Galaxia: vende falopa (ácidos Desoxirribolisérgicos, Yerbas de Dagobah y Polvos de las Lunas de Iego) y además trafica con las putas alienígenas de su harem.

Siguiendo con la historia de Episodio IX, cuando juntamos un puñado de canciones, y tras tocar un poco en vivo nos pusimos a hacer un CD (para que queden grabados esos primeros temas antes que sean desechados). Con las obvias limitaciones que Uds. comprenderán, juntamos unos manguitos, garpamos el estudio, grabamos prácticamente en vivo, se masterizó a los pedos (todo en mas o menos treinta horas) y así parimos nuestro primer cd "Fuerza Bizarra", que es nuestra ópera Prima. Siete temas al palo.

Por medio de esta página todo el que quiera podrá hacerse de un ejemplar por unos módicos datarios (solo lo mínimo indispensable que nos permita cubrir los costos de la movida). Una vez que lo tengan escúchenlo bien fuerte y toquen un cachito los botones del equipo (ya que hay una pequeña saturación de graves) y luego hagan con él lo que quieran: Rómpanlo, destrócenlo, alimenten al Rancor, al Sarlaac o al Reek o bien guárdenlo entre sus cosas mas preciadas relativas a Star Wars.

Encontrarán que los nombres de los personajes y locaciones, que tanbien conocemos todos, están ligeramente cambiados. Quizás nos apresuramos en hacer eso, pero el cagazo a los Guardias Gamorreanos de Lucas fue mas fuerte. El CD ya tiene varios años y a nosotros nos suena obsoleto, porque los temas han mejorado mucho y se han agregado otros nuevos (Bespin: La Prueba, Tecno-Terror: Estrella de la Muerte, Invasión, Nunca Tuve Tanto Darth, La Mirada de Bossk y algunos mas en actual factoría un poco mas enfocados en "El Ataque de los Clones").

Usuarios registrados en la conversación

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0 / 300 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 300 caracteres
Faltan claves reCAPTCHA
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.